Seleccione Menú

Noticias

Política

Ciencia

Gente y Sociedad

Música

Viajes

Tecnología

Vídeos


Foto: Vista exterior de la cueva de Shanidar, en el Kurdistán, tomada por el fotógrafo Safin Ahmed el 13 de abril de 2007.

Un equipo de investigadores ha descubierto restos de otro neandertal dentro de la Cueva de Shanidar, en Kurdistan, al norte de Erbil. Es el tercer descubrimiento Shanidar llevado a cabo por un equipo dirigido por británicos, cuya última serie de restos de antiguos seres humanos hallados en el lugar se remonta a descubrimientos de la década de 1950.

El arqueólogo británico Graeme Barker (izquierda), cuyo equipo ha hecho el descubrimiento el pasado martes, día 14 de abril, dijo al medio Rûdaw que los restos hallados en la Cueva de Shanidar datan 35.000 años antes de Cristo, y que su equipo está investigando por qué los neandertales se extinguieron. La cueva está situada en los montes Zagros, en la región del Kurdistán, en Irak, cerca de la frontera con Turquía.

Las excavaciones en Shanidar comenzaron bajo el arqueólogo estadounidense Ralph Solecki y sus colegas de la Universidad de Columbia desde 1951 hasta 1960. El equipo de Solecki recuperó los restos fosilizados de 10 individuos que datan entre hace 65.000 y 35.000 años.

Se consideró un gran descubrimiento en la historia de la evolución humana. Los hallazgos de Solecki mostraron evidencias de que los neandertales que vivieron en Shanidar pudieron haber practicado una temprana medicina y entierros rituales, lo que significa una creencia en el más allá.

Reproducción de un entierro neandertal en Shanidar (Irak). Imagen: JohnConnell, Flickr.
Otro neandertal hallado por el equipo de Solecki pudo haber muerto debido a una herida de arma blanca, lo que indica un primer ejemplo de los conflictos inter-humanos y el uso de armas.

Fuente: Rûdaw.ne
Traducido por Guillermo Caso de los Cobos
-
Foto: Un hacha de piedra hallada en Kenia (Crédito: Alamy).


Un equipo de investigadores ha anunciado que ha encontrado las herramientas más antiguas hechas por antepasados de los humanos, con una datación de hace 3,3 millones años. Esto significa 700.000 años más atrás en el tiempo que las herramientas más antiguas conocidas hasta la fecha, lo que sugiere que nuestros ancestros crearon ingeniosos artefactos cientos de miles de años antes de que el género Homo llegara a la escena. Si ello es correcto, las nuevas pruebas pueden aclarar las disputadas especulaciones sobre un temprano uso de herramientas, e indica que los antiguos australopitecos, como la famosa "Lucy", pudieron haber realizado herramientas de piedra.

Hasta ahora, las primeras herramientas líticas conocidas se habían encontrado en un yacimiento de Gona, en Etiopía, las cuales fueron datadas con 2.600.000 años de antigüedad. Dichas herramientas pertenecen a la tecnología conocida como Olduvayense, llamada así porque los primeros ejemplos de las mismas fueron encontrados hace más de 80 años en la Garganta de Olduvai, en Tanzania, por los famosos paleoantropólogos Louis y Mary Leakey.
Posteriormente, en 2010, investigadores que trabajaban en un yacimiento en Dikika, Etiopía -donde un australopiteco niño fue también descubierto-, hallaron marcas de corte en huesos de animales (derecha) que datan de hace 3,4 millones años. Ellos argumentaron que ancestros humanos hicieron tales marcas. Sin embargo, esta afirmación fue inmediatamente controvertida, argumentándose que, lo que parecían ser marcas de corte, podría haber sido el resultado de pisotear los huesos por homínidos o animales. Sin el descubrimiento de las herramientas que las provocaron, el debate probablemente continuaría sin resolución.

Pero, ahora, esas herramientas que faltaban pueden haber sido encontradas. En una conferencia de la reunión anual de la Sociedad de Paleoantropología, celebrada en San Francisco, California, la arqueóloga Sonia Harmand (izquierda), de la Universidad Stony Brook, en Nueva York, describió el descubrimiento de numerosas herramientas en el enclave de Lomekwi 3, justo al oeste del lago Turkana, en Kenia, a unos 1.000 kilómetros de la Garganta de Olduvai.

En 2011, el equipo de Harmand estaba buscando el lugar donde un controvertido pariente humano, llamado Kenyanthropus platyops, había sido descubierto en 1998. Ellos tomaron un camino equivocado y se toparon con otra parte de la zona llamada Lomekwi, cerca de donde había sido encontrado el Kenyanthropus platyops. En tal lugar descubrieron lo que Harmand definió como inconfundibles herramientas de piedra sobre la superficie de un paisaje de arena, y de inmediato se lanzaron a realizar una pequeña excavación.

Enseguida, más artefactos fueron descubiertos bajo tierra, incluyendo los llamados núcleos, de los cuales los ancestros humanos obtenían lascas afiladas; el equipo fue incluso capaz de encajar una de las lascas en un núcleo original, lo que demostraba que un homínido la había realizado a mano y luego dejado ambas piezas en el lugar.

Los investigadores regresaron al año siguiente para excavar aún más, descubriendo alrededor de 20 lascas bien conservadas, así como núcleos y yunques, aparentemente utilizados para apoyar aquellos a fin de obtener lascas mediante su percusión/tallado. Todo ello estaba sellado con sedimentos que proporcionaron un marco seguro para su datación. Adicionalmente, se encontraron también con 130 piezas sobre la superficie, según informan.
"Los artefactos fueron claramente tallados (creados por descamación intencional) y no eran el resultado de fracturas accidentales de las rocas", dijo Harmand.



Fotos: Las herramientaslíticas fueron descubiertas enterradas en sedimentos a lo largo de la costa oeste del lago Turkana (arriba), en Kenia.

El análisis de las herramientas mostró que los núcleos habían sido girados con el fin de obtener lascas mediante su percusión, del mismo modo como se hacía con las herramientas Olduvayenses. Sin emabargo, las herramientas de Lomekwi son algo más grandes, en promedio, que los artefactos procedentes de Olduvay. En la datación de los sedimentos se utilizaron técnicas de paleomagnetismo (las cuales rastrean las reversiones del campo magnético de la Tierra a través del tiempo, y han sido usadas en muchos hallazgos de fósiles de homínidos en la bien estudiada área del lago Turkana), estimándolos con una antigüedad de alrededor 3,3 millones de años.

Aunque investigaciones recientes han hecho retroceder los orígenes del género Homo tan pronto como hace 2.800.000 años, las herramientas halladas son demasiado antiguas como para haber sido realizadas por los primeros humanos de pleno derecho, dijo Harmand en su conferencia. La explicación más probable, concluyó, es que tales artefactos fueron elaborados o bien por australopithecus similares a Lucy, o bien por Kenyanthropus. En cualquier caso, la fabricación de herramientas comenzó aparentemente antes del nacimiento de nuestro propio género. Harmand y sus colegas proponen denominar a las nuevas herramientas como 'tecnología Lomekwian', dado que son demasiado antiguas y bastantes distintas de las herramientas de Olduvay como para representar la misma tecnología.

Los investigadores que han visto las herramientas en persona están entusiasmados con el hallazgo. "Son muy emocionantes", dice Alison S. Brooks (derecha), una antropóloga de la Universidad George Washington, en Washington, DC. "No pudieron haber sido creadas por fuerzas naturales ..., y la evidencia de la datación es bastante sólida". Ella está de acuerdo en que las herramientas son demasiado antiguas como para haber sido realizadas por el género Homo, lo que sugiere que "la tecnología jugó un papel importante en la aparición de nuestro género".

El anuncio del hallazgo también es bien visto por el paleoantropólogo Zeresenay Alemseged, de la Academia de Ciencias de California y líder del equipo que encontró marcas de cortes en los huesos de animales en Dikika. (En la reunión anual de la Sociedad de Paleoantropología mencionada, otro miembro del equipo presentó nuevos argumentos a favor de la autenticidad de tales marcas de corte.) "Con las marcas de Dikika tuvimos a las víctimas de las herramientas de piedra", dice Alemseged. "Y el descubrimiento de Harmand nos da ahora la pistola humeante".

Vía: Science
Traducción de Guillermo Caso de los Cobos
- -
Foto: Ejemplos de ornamentos personales utilizados por las últimos sociedades europeas de cazadores-recolectores (materiales de El Mazo y El Toral III, Universidad de Cantabria, La Braña-Arintero-Servicio de Cultura de León, Hohlenstein-Stadel-Ulmer Museum, Groβe Ofnet-Archäologische Staatssammlung München, Museo Nacional Vedbaek de Dinamarca).

Los europeos del norte, en el período Neolítico, rechazaron inicialmente la práctica de la agricultura, al contrario de su difusión por todo el resto del continente, según sugiere un equipo de investigadores. Sus hallazgos ofrecen un giro inesperado en la historia de esta importante revolución económica que alejó a las civilizaciones del forrajeo y la caza como medio de supervivencia.
"Este descubrimiento va más allá de la agricultura", explica Solange Rigaud, la autor principal del estudio e investigadora en el Centro para la Investigación Internacional en Humanidades y Ciencias Sociales (CIRHUS), en la ciudad de Nueva York. "También revela dos trayectorias culturales diferentes que tuvieron lugar en Europa hace miles de años, con las regiones del sur y del centro avanzando en muchos aspectos, y con las regiones del norte que mantienen sus tradiciones".
CIRHUS ha establecido un acuerdo de colaboración con el Centro de Investigación Cientifica (CNRS) de Francia y la Universidad de Nueva York. El estudio, entre cuyos otros autores figuran Francesco d'Errico, profesor del CNRS y en la Universidad noruega de Bergen, y Marian Vanhaeren, profesora en el CNRS, aparece en la revista PLoS ONE (en abierto).

En orden a estudiar estos desarrollos culturales, los investigadores se centraron en la adopción o rechazo de ornamentos personales, esto es, ciertos tipos de cuentas o brazaletes usados ​​por diferentes poblaciones. Este enfoque es adecuado para comprender la propagación de prácticas específicas, dado que investigaciones anteriores han demostrado un vínculo existente entre la elección de los métodos de supervivencia y la adopción de determinados adornos. Sin embargo, el estudio de PLoS ONE subraya que es la primera vez que los investigadores han utilizado los adornos para trazar la adopción de la agricultura en esta parte del mundo durante el período Neolítico temprano (8.000-5.000 a.C.).



Foto: El mapa de la diversidad de tipo de cuentas en toda Europa basado, en 48 culturas arqueológicas, muestra una marcada división persistente entre las asociaciones de tipo de cuentas de la zona del Báltico y las del sur de Europa durante el Mesolítico y el comienzo del Neolítico. Los valores interpolados más altos interpolados (en rojo) se distribuyen en todo el sur de Europa durante el Mesolítico. A principios del Neolítico, los valores más altos se limitan principalmente a Portugal, el norte de Italia y Europa Centro-Oriental.

Se ha establecido desde hace tiempo que los primeros agricultores llegaron a Europa hace 8.000 años, a partir de Grecia, y que ello marca el inicio de una importante revolución económica en el continente: el paso del forrajeo a la agricultura durante los próximos 3.000 años. Sin embargo, los caminos de difusión de la agricultura durante este período son poco claros.

Para explorar este proceso, los investigadores examinaron más de 200 tipos de cuentas halladas en más de 400 enclaves de Europa a lo largo de un período de 3.000 años. Estudios anteriores han relacionado poblaciones agrícolas y forrajeras con la creación y el adorno de diferentes tipos de perlas, pulseras y colgantes. En el estudio de PLoS ONE, los investigadores rastrearon la adopción de los adornos vinculados a las poblaciones agrícolas con el fin de dilucidar los patrones de transición desde el forrajeo y la caza a la agricultura.


Foto: Ejemplos de ornamentos personales utilizados por las primeras sociedades agrícolas europeas (materiales de la Universidad de Le Tai-Toulouse, Essenbach-Ammerbreite-Archäologische Staatssammlung München).

Sus resultados muestran que la propagación de adornos vinculados a los agricultores -abalorios con forma humana y pulseras compuestas de conchas perforadas- se extendieron desde el este de Grecia y la costa del Mar Negro hasta la región francesa de Bretaña, y desde el mar Mediterráneo hasta el norte a España. Por el contrario, los investigadores no encontraron este tipo de adornos en la región del Báltico, en el norte de Europa. Más bien, esta área se aferró en llevar los elementos decorativos típicos utilizados por poblaciones de cazadores recolectores, es decir, dientes de mamíferos perforados en lugar de las cuentas o pulseras que se hallan en las comunidades agrícolas.

"Resulta evidente que los cazadores-recolectores de la zona del Báltico se resistieron a adoptar los ornamentos usados ​​por los agricultores durante este período", explica Rigaud. "Por lo tanto, hemos concluido que este límite cultural refleja un bloqueo al avance de la agricultura, al menos durante el período Neolítico".

Cartografía de la configuración del tipo de grano Neolítico Temprano.
A) Difusión a gran escala de tipos de ornamentod exclusivamente neolíticos; B) Diversificación de los tipos del ornamento del Neolítico antiguo; C) La persistencia de cuentas del Mesolítico en el Neolítico; D) Emergen nuevos tipos de cuentas a escala regional.

La investigación fue financiada, en parte, por el Ministerio de Educación Nacional, Investigación y Tecnología, de Francia, la Fundación Fyssen, y la Cofundación Marie Sklodowska-Curie.

Fuente: New York University
Traducción de Guillermo Caso de los Cobos
-
Publicamos la recreación en exclusiva, los momentos más amargos del periodista e investigador de lo paranormal, Don Santiago Vázquez, cuando en febrero de 2014, estuvo a punto de abandonar el mundo del misterio cuando empezó a descubrir que Iker Jiménez no iba a contar más con la sabiduría de Santiago Vázquez en "La Nave del Misterio", pero gracias a la aparición de un fantasma, cuatro días después, volvió a retomar la andadura del Misterio en Más Allá de la Realidad.
¿Creéis que Santiago Vázquez volverá algún día a Cuarto Milenio?
¿Volverá el "Efecto Vázquez" a envolver "La Nave del Misterio"?.
Esas y muchas preguntas más, aquí en Clemens Network España.

Prohibida su descarga y subida a cualquier otro medio de difusión.
Copyright Clemens Network 2015. Todos los Derechos Reservados.
-
O al menos de momento, según las investigaciones en torno a ésta polémica que el propio Vázquez hizo público en antena.
Versión ampliada y actualizada para Clemens Network, por cortesía de Historia y Ciencia TV.
Duras palabras del periodista e investigador del campo de los fenómenos paranormales, mostrando su lado más ebrio de la vida, Don Santiago Vázquez que, sin permiso del autor del programa que dirige "Más Allá de la Realidad", no hemos podido compartir en Historia y Ciencia Televisión debido a una reclamación interpuesta de este fragmento de podcast que el tito Santi emitió el pasado 11 de agosto, donde afirma que la dirección y subdirección de Cuarto Milenio, es decir, Iker Jiménez y Carmen Porter, han decidido prescindir de sus servicios como investigador en el programa, como ya hicieron con Francisco Contreras, Juan Jesús Vallejo o Luis Álvarez entre otros, dando por ello la cartera de parapsicología del programa a la grafóloga y amiga de Porter, Clara Tahoces, por lo que pone fin al Profesor y al "Efecto Vázquez" en Cuarto Milenio.

Don Santiago, a día de hoy, desconoce las causas del por qué ha sido suplantado y apartado de Cuarto Milenio y por qué Iker Jiménez no le ha dado aún ninguna explicación al respecto, pero lo que él no sabe es que nosotros ya sabemos el por qué y creemos que mucha gente también.

Declaraciones que han causado polémica entre los seguidores y detractores de Santiago Vázquez Gomaríz, pero lo que si está claro es que, ésta actitud y decisión por parte de Iker Jiménez y Carmen Porter es la más adecuada y acertada, dando a entender por ello que, es más importante un trabajo bien hecho y contrastado que vivir en la utopía paranormal que gira alrededor de éste personaje.

No obstante y a pesar de todo, el investigador de fenómenos paranormales muestra su lado más optimista y no pierde la esperanza de que el bueno de Iker Jiménez, después de darle la patada, pueda contar con él en las próximas temporadas de Cuarto Milenio, cosa que mucho de nosotros dudamos.

Os dejamos el enlace del programa de la discordia que tantas polémicas y opiniones ha suscitado, eso si Santiago Vázquez no lo ha borrado...
Es a partir de la séptima hora es cuando S. Vázquez se explaya relatando su pesar porque Iker le ha echado de CM. ¿Qué opinais de esto? ¿Esto aporta algo al mundo del misterio o solo sirve para crear un poco de polémica y cotilleo? ¿Que dirá Iker Jiménez de esta polémica?

http://www.ivoox.com/cuando-fallecemos-trascendemos-nuestras-enfermedades-difamacion-audios-mp3_rf_3400705_1.html



Datos del vídeo:
Montaje y Realización: Equipo de Historia y Ciencia TV (diariodelmisterio.blogspot.com)
Voz: Carmen de Loquendo
Texto: Historia y Ciencia TV (diariodelmisterio.blogspot.com)
Tema de fondo: "Relent" de Kevin MacLeod (Royalty Free)
Las imágenes empleadas para el vídeo están libres de derechos de autor y han sido extraídas del portal pixabay.com
-
La serie de animación flash protagonizada por un superhéroe regordete toca a su fin. Su creador decide estrenar el capítulo final y cerrar una etapa que ha durado 11 años

Se acabó. La serie de animación Cálico Electrónico protagonizada por un rechoncho superhéroe con humor cañi llega a su fin. Su creador, Niko, ha decidido poner punto y final a 11 años de aventuras, humor y gamberradas con el último capítulo de la quinta temporada. Internet le ayudó a ser famosos pero YouTube ha cavado su tumba. La publicidad prefiere visitas, no calidad y una serie en flash ya no vende. “Tal y como está ahora YouTube, donde una niña abre un huevo Kinder y tiene millones de visitas, hay que replantearse una serie flash como esta”, explica Niko. “Es complicado y costoso hacer algo de calidad y que sea rentable”.
La quinta temporada comenzó a financiarse a través de crowdfunding. Pedía entre 1.500 y 2.500 euros por capítulo, que sólo cubría una parte del mismo. Cada minuto podía alcanzar hasta los 6.000 euros. Los fans y seguidores aportaron encantados para los primeros, pero  los últimos apenas conseguían la financiación suficiente. “Ya no funcionaban y es normal, la gente va hacia proyectos nuevos y novedosos”. Este último capítulo ha sido financiando íntegramente de su bolsillo.

Se preestenará en el espacio Dock de Bilbao el 30 de abril a las 20.00 horas con charla del culpable de esta serie. Después, se podrá ver en internet. “Esto no es un adiós, es un hasta luego. Mi idea hace once años era que no fuera algo de un solo verano, y así lo fue. Hoy Cálico es una marca”. El homenaje se lo hará en este último episodio de 14 minutos en los que aparecerán todos los personajes que han acompañado a este peculiar superhéroe y un reconocimiento, también, a quienes han puesto sus voces.
Será la última vez que los veamos en pantalla y la última vez que Niko se divierta creando historias. “Lo he dicho muchas veces, no necesitaba crear un guión sino una situación, ponía los personajes y ya sabía que iba a hacer cada uno”. La rentabilidad, y también la necesidad de embarcarse en otros proyectos han empujado a cerrar la puerta. “Quiero terminarlo bien, ahora que puedo porque la serie sigue gustando, me sigo encontrando con fans que me lo dicen, pero soy creativo y los últimos capítulos los hacía más por corazón que por beneficio”.

Cálico fue su presentación al mundo y gracias a él no ha parado de trabajar en multitud de proyectos, ofrecer charlas, acudir a encuentros y viajar al otro lado del charco. Siempre será el creador de Cálico Electrónico, aunque, nos confiesa sin pestañear, que aunque el protagonista “es mi niño”, su personaje favorito es Ardorín, el sobrino de Cálico. “Es el que tiene más de mí. Cálico no pasa la línea roja de lo políticamente correcto pero Ardorín, sí”.

Será la última vez que los veamos en pantalla y la última vez que Niko se divierta creando historias. “Lo he dicho muchas veces, no necesitaba crear un guión sino una situación, ponía los personajes y ya sabía que iba a hacer cada uno”. La rentabilidad, y también la necesidad de embarcarse en otros proyectos han empujado a cerrar la puerta. “Quiero terminarlo bien, ahora que puedo porque la serie sigue gustando, me sigo encontrando con fans que me lo dicen, pero soy creativo y los últimos capítulos los hacía más por corazón que por beneficio”.

Cálico fue su presentación al mundo y gracias a él no ha parado de trabajar en multitud de proyectos, ofrecer charlas, acudir a encuentros y viajar al otro lado del charco. Siempre será el creador de Cálico Electrónico, aunque, nos confiesa sin pestañear, que aunque el protagonista “es mi niño”, su personaje favorito es Ardorín, el sobrino de Cálico. “Es el que tiene más de mí. Cálico no pasa la línea roja de lo políticamente correcto pero Ardorín, sí”.

Por: Ángela Sepúlveda
Fuente: www.elconfidencial.com
-
Foto: Mandíbula de la Dama Roja hallada en la cueva de El Mirón (Cantabria)
Hace unos 19.000 años, una mujer fue cubierta con ocre rojo y enterrada en una cueva en el norte de España. ¿Qué dicen sus restos sobre la vida paleolítica en Europa occidental?

Ella fue privilegiada con tener una lápida, y su tumba pudo haber sido adornada con flores. Pero muchos de lo que, durante miles de años después de su muerte, se refugiaron en la cueva de El Mirón (izquierda), en el norte de España, no debieron ser conscientes de la prestigiosa compañía que estaban guardando. Enterrada en una cámara lateral, en la parte posterior de la cueva, estaba una mujer del Paleolítico Superior muy especial.
De edad comprendida entre 35 y 40 años cuando murió, fue enterrada junto a una gran piedra grabada y su cuerpo embadurnado con pigmento rojo brillante. Pequeñas flores amarillas pueden incluso haber adornado su tumba hace 18.700 años, en un momento en que los enterramientos en cuevas -y mucho más uno tan elaborado- parecen haber sido muy raros. Fue un honor importante, y nadie sabe por qué se le dio a la misma.
"Ella estaba en un área a la derecha de la cueva, donde las personas vivían", dice Lawrence de Guy Straus, de la Universidad de Nuevo México, en Albuquerque. Junto con Manuel González Morales, de la Universidad de Cantabria, Straus ha estado dirigiendo la excavación de El Mirón desde hace 19 años. "No estaba escondida. Esta persona, cuando murió, era una especie de presidenta de las actividades de su pueblo".

Foto: Lawrence de Guy Straus (en primer término) y Manuel González Morales en el lugar de enterramiento de la Dama Roja.

La Dama Roja, tal como los investigadores la llaman, era miembro de un pueblo de la cultura magdaleniense de finales del Paleolítico Superior. Ellos eran anatómicamente como nosotros, tenían ropas y probablemente también lenguaje, y pertenecían a las redes sociales que se extendieron por toda Europa en su época. Pero a pesar de que vivían en gran número en Portugal y España, y de que los arqueólogos han estado buscando enterramientos desde hace casi 150 años, la tumba de la Dama Roja es el primer enterramiento Magdaleniense encontrado en la Península Ibérica.

"El periodo magdaleniense asistió a una verdadera explosión en el número y abundancia de obras artísticas, y la representación realista de los animales", dice Straus, especialmente en enclaves del norte de España y Francia. La cueva de El Mirón tiene su parte, incluyendo el grabado de un caballo y, posiblemente, también de un bisonte. Pero lo más interesante son las líneas rayadas de 2 metros de ancho en un bloque de piedra caliza detrás de la cual la Dama Roja fue enterrada. Lo que parece un lío de líneas rectas podría, en realidad, ser mucho más significativo (izquierda).
"Las líneas parecen estar dispuestas al azar, pero hay un motivo que es un triángulo, repite líneas que marcan la forma de una V", dice Strauss. "Lo que está siendo representado, por lo menos por algunas de estas líneas, podría ser una persona de sexo femenino. Posiblemente, este bloque servía como una especie de marcador". Es como si la Dama Roja tuvo una lápida primitiva que indicaba que era una mujer.

Sus restos fueron descubiertos cuando el equipo de Straus comenzó a cavar detrás de este bloque en 2010. La datación por radiocarbono reveló que cayó del techo a lo sumo sólo unos pocos cientos de años antes de que la mujer fue enterrada en el estrecho espacio detrás del mismo. "El bloque fue grabado más o menos contemporáneamente al entierro", sostiene Strauss.

Docenas de investigadores han estado excavando en El Mirón desde 1996, con alrededor de 20 trabajos en la tumba de la Dama Roja desde que se encontró. Cuando comenzaron a cavar, descubrieron, casi inmediatemente, una mandíbula y el hueso de una tibia (derecha). Ambos restos óseos eran de color rojo brillante -a pesar de que desde entonces se han descolorido-, una señal de que la mujer había sido cubierta con ocre rojo, un pigmento de óxido de hierro, especialmente preparado, con el que los seres humanos parecen haber untado a sus muertos durante miles de años. "Tal práctica se remonta a los pre-Homo sapiens", dice Strauss. "Este es un color que en sus vidas debió haber sido muy llamativo", dice, lo que sugiere que su tono, parecido a la sangre, pudo haber simbolizado la vida y la muerte.
Las personas que enterraron a la Dama Roja utilizaron una forma especial de ocre, no de fuentes locales, que brillaba con espectaculares hematitas, una forma de óxido de hierro. Puede que haya sido aplicado a su cadáver o a la vestimenta como un conservante o como ritual.

El uso regular de ocre rojo en los entierros, en todo el Paleolítico Superior en Europa, implica que formaba parte de un rito de enterramiento, dice William Davies (izquierda), de la Universidad de Southampton, Reino Unido. "Ciertamente, es posible que estas gentes tuvieran creencias espirituales", afirma Davies.
Mordidos por caninos
Pero el esqueleto está incompleto, un hecho que puede estar vinculado a las marcas de roer detrás de la tibia izquierda. El patrón de dióxido de manganeso, que se forma en los huesos cuando los cuerpos se pudren, muestra que un carnívoro -aproximadamente del tamaño de un perro o un lobo- mordió la tibia algún tiempo después de que la carne se había descompuesto.

Después de este incidente, una serie de huesos grandes, incluyendo el cráneo, parecen haber sido removidos, tal vez para exhibirlos o enterrarlos en otro lugar. Muchos de los huesos restantes, incluyendo la tibia y la mandíbula, se trataron una vez más con ocre rojo, posiblemente para volver a ritualizarlos.
María-José Iriarte-Chiapusso (izquierda) y Álvaro Arrizabalaga (derecha), de la Universidad del País Vasco, en España, han tomado un rumbo diferente, centrándose en el polen encontrado en el lugar del entierro. Hallaron una preponderancia inesperada de polen del grupo Chenopod, el cual incluye plantas como las espinacas. El polen del grupo Chenopod es raro en los yacimientos arqueológicos de este período, y la alta concentración encontrada por los investigadores no coincide con los patrones de enterramiento en áreas donde estas plantas eran una fuente de alimento, afirma Iriarte-Chiapusso.
Es posible que dichas plantas fueran usadas medicinalmente en ese tiempo, pero eso no explicaría los altos niveles de polen. "El carácter extraordinario de los hallazgos en el entierro sugiere que las plantas fueron buscadas deliberadamente por algún motivo relacionado con la fallecida", dice Arrizabalaga. Esto lleva al equipo a creer que el pueblo a la que pertenecía la mujer pudo haber dejado una ofrenda floral en la tumba, probablemente de flores pequeñas y amarillentas.

"No se puede escapar de la conclusión de que a esta persona, al margen de los cientos y quizás miles de magdalenienses que una vez existieron durante varios miles de años en la Península Ibérica, se le dio algún tipo de tratamiento especial", dice Strauss. "Sólo Dios sabe por qué".
¿Podría haber sido una especie de líder o una reina? "Nosotros, realmente, no sabemos mucho acerca de la estructura social de estos cazadores-recolectores, si eran sociedades matriarcales o patriarcales", sostiene Ignacio de la Torre (derecha), del Colegio Universitario de Londres. "Pero, sin duda, las sociedades de cazadores-recolectores no tenían reinas o reyes", dice, "dado que no tenían demasiada jerarquía social".
Las personas que enterraron a la mujer pudieron haber tenido una fuerte conexión emocional con ella, sugiere Davies, o tal vez ella era excepcional de alguna manera. "Por ejemplo algunos individuos enterrados en Italia tienen anormalidades esqueléticas y podrían haber sido vistos como gente especial, lo que les garantizaba un entierro por separado", afirma.
Quienquiera que fuese, la Dama Roja vivió en una época en que los europeos se estaban recuperando de lo peor de la última glaciación, hace unos 21.000 años. Muchas personas se refugiaron en la Península Ibérica y el sur de Francia, y luego se expandieron a través del continente. Straus espera que el ADN de la Dama Roja -será analizado por Svante Pääbo, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en Leipzig, Alemania- proporcionará pruebas de que fueron estos magdalenienses del suroeste de Europa quienes repoblaron las zonas del norte, incluyendo Bélgica, Alemania y el Reino Unido.
Tal vez el ADN revele que muchos europeos de hoy en día pueden rastrear su ascendencia entre estos sus parientes artístas.

Foto: Reconstrucción de una mujer prehistórica a partir del período Paleolítico superior.
La paleo-dieta, de verdad

¿Quiere mantenerse en tendencia con la última dieta de moda? Entonces mire a la Dama Roja de la cueva de El Mirón, la cual ejercía la paleo-dieta hace casi 19.000 años.
Para ella no fue una moda pasajera. Los isótopos de su esmalte dental, así como patrones de desgaste microscópicos en los dientes y material incrustado entre ellos, revelan que la carne de los animales ungulados componía aproximadamente el 80 por ciento de su dieta. Eso significa que usted podría querer agregar ciervo y cabra montés a su lista de compras. Y también añadir abundante salmón, pues los peces parecen componer la mayor parte del resto de su dieta.

Si eso le suena un poco aburrido, no tema. El meticuloso análisis dental revela que ella también comía un poco de material vegetal con almidón, muy posiblemente semillas, además de setas, aunque probablemente en pequeñas cantidades. Si los hongos se comían por nutrición, o con algún otro propósito, es desconocido, dice Lawrence de Guy Straus.

¿Podría la dieta revelada por este fósil único del norte de España permitir vivir una vida más larga y saludable? Aunque los huesos supervivientes de la Dama Roja indican que estaba sana, su edad cuando murió era de entre 35 y 40 años. Ello puede estimarse como la edad media máxima que alcanzaban las gentes del Paleolítico, dice William Davies.

Tal vez sea mejor que seguir una dieta equilibrada con cinco porciones de frutas y verduras cada día.

Foto: Un aspecto del lugar de excavación.
-