Seleccione Menú

Noticias

Política

Ciencia

Gente y Sociedad

Música

Viajes

Tecnología

Vídeos

Científicos sostienen que creer en fenómenos que desafían la lógica puede tener sus ventajas.
Poco después del final de la Segunda Guerra Mundial, Winston Churchill se encontraba en la Casa Blanca cuando, al parecer, tuvo una extraña experiencia.



Tras un buen baño y un vaso de whisky, se dirigió a la habitación adyacente y se encontró con nada menos que el fantasma de Abraham Lincoln.
Impávido y todavía desnudo, dicen que Churchill exclamó: "Buenas noches, señor presidente. Al parecer me tiene en una situación de desventaja".
El espíritu, tras sonreír, se desvaneció.
Su supuesto contacto con lo sobrenatural pone a Churchill en ilustre compañía.

Raciocinio y superstición

Arthur Conan Doyle, creador de las historias de Sherlock Holmes, hablaba con fantasmas a través de mediums, mientras que el célebre matemático británico Alan Turing creía en la telepatía.


"Buenas noches, señor presidente. Al parecer me tiene en una situación de desventaja", aseguran que dijo Winston Churchill al ver fantasma de Abraham Lincoln.

Todos ellos eran conocidos por su afilado razonamiento, y aun así creían en lo paranormal, como una gran cantidad (tres cuartas partes, según estudios) de los estadounidenses.
Intrigados por este tipo de aparentes incoherencias entre raciocinio y superstición, psicólogos han empezado a estudiar por qué algunos son incapaces de acabar con su creencia en supersticiones. Y parece ser que es porque creer en cosas que desafían la lógica podría tener sus ventajas.
Aunque muchas de estas experiencias tienen explicaciones racionales, desde fenómenos neurológicos hasta abusos de alcohol o drogas, otras, como las de Conan Doyle, que podían llegar a ser diarias, no están tan claras.

Escudo de protección

Los psicólogos que estudian la religión han sospechado durante mucho tiempo que la creencia en lo paranormal puede ser una especie de protección frente a las difíciles verdades del duro mundo real.



La idea es que cuando algo inesperado ocurre -como una muerte, un desastre natural o la pérdida del trabajo- el cerebro busca respuestas, intentando añadir sentido al caos.
"Se trata de situaciones tan complicadas que aunque no podamos tenerlas bajo control de forma objetiva, intentamos estructurar la realidad a nuestro alrededor, aunque esta estructura sea tan solo un ilusión", explica Jennifer Whitson, de la Universidad de Texas, en Estados Unidos.
Esta investigadora descubrió incluso que tan solo preguntar a la gente sobre momentos pasados de crisis puede provocar la puesta en marcha de fuerzas ilusorias.
El antropomorfismo, o atribuir cualidades humanas a fenómenos que no las tienen, es otra manera en la que intentamos entender distintos acontecimientos, dice Adam Waytz, de la Universidad del Noroeste, en Illinois.
Lo que hacemos es pensar que un hay un espíritu tras esa tormenta, o que un demonio nos está causando esa enfermedad, en vez de reconocer que no tenemos ningún control sobre la situación.

Caras escondidas

La mayor parte de los expertos coinciden en que los escépticos no deberían ser tan críticos con aquellos que tienen estas creencias.
Después de todo, numerosos estudios han demostrado que la superstición puede mejorar el desempeño en una serie de actividades.


El célebre matemático británico Alan Turing creía en la telepatía.

En una prueba de memoria se pidió a los sujetos que usaran un objeto que les trajera suerte, lo que mejoró significativamente sus resultados.
Otro experimento consiste en asegurar que se está usando un "palo de la suerte" en una prueba de golf: los participantes suelen tener entonces más posibilidades de acertar.
Pero incluso aunque te creas inmune a este tipo de creencias no deberías subestimar el poder de la sugestión.

Michael Nees, de la Universidad de Lafayette, en Pensilvania, descubrió que si les decía a un grupo de sus alumnos que estaban formando parte de un experimento sobre lo paranormal, estos tenían más posibilidades de oír voces en grabaciones de supuestas psicofonías en Estados Unidos, aunque muchos se declaraban escépticos.

El estudio de Whitson demuestra, por otro lado, lo fácil que es para todos imaginar que pasan cosas extrañas cuando estamos inquietos.
Su último experimento descubrió que alentar en alguien sentimientos de esperanza, comúnmente visto como algo positivo, puede incrementar las posibilidades de creer en lo paranormal o en teorías conspirativas.
La razón, según ella, es que la esperanza es algo lleno de incertidumbre, lo que provoca que te preguntes sobre tu futuro. No sucede lo mismo con un sentimiento como la ira, por ejemplo, que te ayuda a estar más seguro de lo que piensas.

Ilusiones en el día a día


Arthur Conan Doyle, creador de las historias de Sherlock Holmes, hablaba con fantasmas a través de mediums.

Según Whitson aunque creas que te has liberado de supersticiones e historias de fantasmas puede que creas en otras que son igual de extrañas.
Puede ser una teoría sobre el gobierno, o la creencia de que tus colegas de trabajo están conspirando contra ti, basada en algunos comentarios falsos.
Tal vez un ejemplo de la habilidad del cerebro para construir patrones ilusorios podría verse en la respuesta al reciente brote de ébola. Ejemplos son la aparición de remedios caseros, miedo en Occidente de que podría propagarse a través del aire y teorías de que fue creado por los gobiernos ricos.
"Es fácil verse a uno mismo como el que tiene las cartas de la racionalidad, pero es más inteligente entender que todos tendemos a cometer los mismo errores cuando sentimos que perdemos el control", afirma Whitson.
"Deberíamos estar dispuestos a evaluar nuestras suposiciones más cuidadosamente", añade.
Tal como lo demostraron Churchill, Turing y Conan Doyle, hasta las mentes más brillantes pueden darse a las conjeturas de vez en cuando.
-
Neil Armstrong y Edwin Aldrin aseguraron que vieron un Objeto Volador No Identificado durante la misión Apolo XI, pero su diálogo fue censurado por años.

Han pasado más de 40 años desde que el hombre estuvo en la Luna por primera vez y desde entonces los cuestionamientos sobre la misión del Apolo XI son constantes. Que los astronautas Neil Armstrong y Edwin Aldrin jamás pisaron suelo selenita o que la histórica transmisión televisiva que llegó a la tierra desde el espacio sino que fue filmada en realidad en Hollywood por Stanley Kubrick, son algunas de ellas.

Pero nada tan llamativo como el hecho que en varios pasajes del itinerario del Apolo XI aparecieron Objetos Voladores no Identificados (Ovni) que se habrían aproximado peligrosamente a la nave terrestre, el portal web chileno Guioteca hizo un análisis del diálogo:

Se pueden aventurar muchas opiniones al respecto, pero lo mejor es quedarse con las propias palabras de los astronautas norteamericanos y el diálogo que sostuvieron, ante la imprevista aparición, con el centro espacial de Houston. Esa breve conversación, que permaneció oculta durante muchos años, fue subida a Internet en la década del 90’ y retomada por el periodista y escritor boliviano Eduardo Ascarrunz en su linbro "El Salar de Maravilla" que contiene el relato del astronauta Edwin 'Buzz' Aldrin sobre el supuesto encuentro con un ovni.

El diálogo es el siguiente:

-A (Apolo): “¿Qué es eso? ¿Tenemos alguna explicación para aquello?

-H (Houston): No la tenemos, no se preocupen, continúen con el programa.

-A: Oh, realmente hay algo fantástico aquí, nunca podrían imaginar esto.

-H: Sabemos sobre eso, podrían ir en otra dirección, vayan por el otro lado.

-A: ¡Es muy espectacular! ¡Dios! ¿Qué es eso que hay ahí? ¿Qué demonios es eso?.

.H: Cambien a “Tango” (Se refiere a la frecuencia).

-A: Hay una especie de luz brillante allá, ahora.

H: La tenemos, la vimos, atentos, se está perdiendo…la comunicación… se pierde… ¡Rápido, cambien a “Bravo Tango”! Seleccionen “Jetzabel”.

-A: Sí…pero esto es increíble…cambiamos a “Bravo Tango”. ¡Es maravilloso! Créanlo”.

La comunicación se corta intempestivamente, pero continúa.

-Apolo 11: “Esas son cosas gigantes. No, no, no …. no se trata de una ilusión óptica. Nadie va a creer esto!
Houston: ¿Qué … qué … qué? ¿Qué diablos está pasando? ¿Qué pasa?

-A: Están aquí bajo la superficie.

-H: ¿Qué pasa ahí?

-A: Hemos visto algunos visitantes. Ellos estaban allí por un tiempo, los instrumentos de observación.

-H: Repetir la última información.

-A: Yo digo que hay otras naves espaciales. Están alineados al otro lado del cráter.

-H: Repetir, repetir …!

-A: Mis manos están temblando tanto que no puedo hacer nada. ¿La película ? Dios, si estas malditas cámaras no han recogido nada. ¿Entonces qué?

-H: ¿Has recogido algo?

-A: Yo no tenía ninguna película a mano. Tres disparos de los platillos o de lo que sea han arruinado la película.

-H: Control, control de aquí. ¿Estás en camino?

-Apolo 11: Han aterrizado ahí. Ahí están y nos está viendo.

-Houston: Los espejos, los espejos … los has puesto?

-Apolo 11: Sí, están en el lugar correcto. Sin embargo, quien hizo las naves espaciales sin duda puede venir mañana y eliminarlos”.

El diálogo es muy revelador e indica cómo, desde el módulo espacial, los astronautas observaban un extraño objeto luminoso que los seguía a corta distancia. Pero ¿Qué era el objeto? La descripción del Ovni parece indicar que éste cambiaba de forma constantemente o, al menos, su luminosidad o posición daba esa impresión. A veces parecía cilíndrico o, según Armstrong, “como dos cilindros huecos”, ya que cuando el ovni se dio la vuelta, se podía ver a través del interior.

Aldrin impactado
Una vez que los astronautas enfocaron el objeto con el sextante, el presunto ovni tomó la imagen de un “libro abierto”, según admitió Aldrin décadas después a la prensa. El mismo Aldrin agregó además que él y sus dos compañeros quedaron hondamente “impresionados” por el tamaño del misterioso objeto y su distancia tan cercana a su propia nave espacial.

El doctor David Baker, quien trabajó para la misión Apolo XI, afirmó años después que “la Nasa sabía muy poco sobre el objeto reportado por la tripulación del Apollo 11, que era indudablemente un objeto volador no identificado. Hubo un montón de gente dentro del programa que al salir de la agencia espacial se convenció de que los Ovnis existen, dando lugar a cierta preocupación por parte de la NASA, que obtuvo el acuerdo de la tripulación para no hablar públicamente acerca de estas cosas por temor al ridículo”.

El hecho, pese al secretismo que impuso la Nasa, no pasó inadvertido para la prensa. La revista de divulgación científica Science Digest, por ejemplo, en 1977 publicó un reporte del astrónomo James Mullaney que decía: “La tripulación de Apolo 11, durante la primera vuelta a la Luna, informa que desde la cápsula observan el paso de lo que parecía ser una masa de energía inteligente”.
http://www.ecuavisa.com/
-
El teniente Luis Gonzalo Segura denuncia que está arrestado, por segunda vez, por hablar con 'laSexta Columna'. Asegura que es una represalia por ejercer su derecho a la libertad de expresión comentando su libro en el que destapa presuntas corruptelas en el Ejército. Segura se considera víctima de una persecución.
Por segunda vez, el teniente Luis Gonzalo Segura ha sido arrestado. Así lo explica desde el centro disciplinario: "No me cabe duda. Estoy entre rejas por ejercer mi libertad de expresión en programas como el vuestro".

¿Su delito? Escribir esta novela, denunciando las presuntas corruptelas en el seno del Ejército, y contarlo además en entrevistas como ésta: "Me hicieron comprar 90 ordenadores sin concurso, troceando los expedientes".

No se ha cansado de denunciar las presuntas prácticas irregulares de los altos mandos del Ejército, incluso después de haber sido arrestado por primera vez: "Denunciar es como ponerse un chaleco reflectante, a partir de ahí eres una diana".

Él no es el único. Este viernes en 'laSexta Columna' conoceremos otros caso parecidos. Militares que denuncian ser víctimas de presiones, abusos o amenazas, en muchos casos saltándose el código militar. Una auténtica caza de brujas por no callarse ante las injusticias.
Fuente: www.lasexta.com
-
Ecoturismo en Guatemala: los mejores lugares




La riqueza natural y cultural de Guatemala hace que sea un destino perfecto para todos aquellos que quieran disfrutar del ecoturismo. Una modalidad que consiste en entrar en contacto directo con la naturaleza y la cultura de un lugar sin dañar su entorno ni perjudicar a la población local. En definitiva, se trata de un tipo de turismo sostenible que ofrece al viajero experiencias únicas.

Playa Blanca en Izabal: Esta playa de arena blanca y aguas cristalinas es prácticamente virgen, por lo que no cuenta con ningún establecimiento hotelero que pueda modificar su encanto natural. Es muy poco profunda sobre todo en los primeros metros donde es difícil que el nivel del agua cubra el pecho. Lo ideal es alojarse en algunos de los hoteles o propiedades en alquiler que hay en Río Dulce o en Livingston y llegar hasta Playa Blanca en lancha.

Parque Natural Ixpanpajul: Aquí se funde a la perfección la aventura, la diversión y la naturaleza. Los puentes colgantes, los recorridos por la selva tanto de día como de noche, el canopy, las rutas a caballo y la observación de aves hacen de su visita una experiencia inolvidable. Lo mejor es acampar en alguna de las zonas habilitadas o alquilar una de las cabañas sumergidas en el parque.

Parque Nacional Grutas de Lanquín: Ubicado en el departamento de Alta Verapaz. Es un sitio perfecto para los amantes de la aventura ya que además de visitar las cuevas a través de sus rutas convencionales o alternativas y acompañados siempre por un guía local, pueden practicar tubing. Los recorridos suelen durar unos 45 minutos y no son aptos para quienes sufran claustrofobia.

Semuc Champey: Estas piscinas naturales de color turquesa son uno de los principales atractivos del país. Es en esta zona donde el río Cahabón forma pozas de entre 1 y 3 metros que terminan convirtiéndose en cascadas de hasta 12 metros. Visitar este bosque subtropical con su abundante vegetación y su rica fauna así como bañarse en las piscinas, apreciar el espectacular puente de piedra natural o disfrutar de las vistas del mirador es una experiencia única.

Parque Nacional de Tikal: Ubicado en pleno corazón de la selva de Petén y nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, este parque cuenta con una de las ciudades mayas mejor conservadas del mundo. Sus más de 1.500 hectáreas de patrimonio arqueológico esconden pirámides, templos, plazas, palacios y acrópolis de un valor incalculable. Para poder recorrerlo a fondo hacen falta por lo menos 2 días.

Lago Atitlán: Rodeado por los volcanes Atitlán, Tolimán y San Pedro, este lago cuenta con unas panorámicas impresionantes. Tiene una profundidad de unos 350 metros y se caracteriza por el xocomil, un viento típico de la zona que crea un importante oleaje. Sin duda otros de sus atractivos son los 12 pueblos que lo rodean, en donde aún hoy se conservan costumbres y tradiciones ancestrales y en donde se puede disfrutar de las artesanías y la gastronomía local. Quienes busquen un poco de aventura pueden aprovechar para escalar el volcán San Pedro.

Parque Ecológico Huleu Che Ha: Esta reserva ubicada en el departamento de Petén ofrece actividades como la observación de aves, el canopy y diversas rutas en bicicleta. Aquí se pueden encontrar determinadas especies de mamíferos como el oso hormiguero o el venado de cola blanca. Se puede aprovechar la visita para hacer un recorrido por los chultunob’, edificaciones construidas por los mayas con el fin de asegurarse el suministro de agua.



La estafa, de la que ya han alertado la Policía y la Guardia Civil, anima a descarse una nueva y mejorada versión del servicio que cuesta 36 euros al mes

Whatsapp Edición Oro. Con este atractivo nombre se disfraza el nuevo fraude de la mensajería instantánea, un timo que le llega al usuario a través de las redes sociales, en forma de invitación para actualizar su versión de Whatsapp, y del que ya han alertado, a través de sus respectivos perfiles oficiales de Twitter, tanto la Guardia Civilcomo la Policía Nacional.

La broma del Whatsapp Edición Oro, un servicio que en realidad no existe, le cuesta al usuario nada más y nada menos que 36 euros al mes. Aparece en Facebook y Twitter bajo la sugerente leyenda de conseguir un Whatsapp«diferente». Se promociona a sí misma como una nueva versión que hace que el servicio de mensajería instantánea pase de ser «común» a ser «completamente interesante»; promete fondos de pantalla y emoticonos exclusivos, asegura estar disponible en iOS, para dispositivos Apple, y en Android; y redirige al usuario a una web en la que se le exige introducir su número de teléfono móvil para acceder a la actualización.
En realidad, siguiendo estos pasos, el usuario se suscribe a un servicio de mensajería instantánea premium.Whatsapp Edición Oro le cobrará 1,45 euros por cada SMS que le envíen, hasta un máximo de 36,25 euros mensuales. Ni nueva interfaz de Whatsapp, ni emoticonos de diseño, ni fondos de pantalla espectaculares. Una vez que el usuario se da de alta, empieza a recibir costosos mensajes multimedia que dispararán su factura telefónica.
Fuente: http://www.lavozdegalicia.es/
-
El caso de la auxiliar de enfermería española infectada por ébola es el primero confirmado de contagio fuera de África y primero de Europa.

Esta mujer, ingresada en el hospital de Alcorcón, atendió en el centro hospitalario Carlos III al misionero Manuel García Viejo, que falleció el pasado 25 de septiembre por ébola.
Además de García Viejo, falleció también como consecuencia de esta enfermedad el misionero Miguel Pajares en el hospital Carlos III el pasado 12 de agosto, elevando a dos las víctimas mortales españolas.

Ambos fueron contagiados en África, concretamente en Sierra Leona. Pajares recibió el tratamiento ZMapp, mientras que García Viejo no fue tratado con ningún tratamiento experimental.
Se diagnóstico otro caso fuera de África, pero había viajado a Liberia

El nuevo caso de la enfermera es, por tanto, el primero caso de contagio en el mundo fuera del continente africano, mientras que EE.UU ya confirmó el primer caso de ébola diagnosticado fuera de África aunque este paciente fue contagiado en Liberia.

En total, son cinco los ciudadanos estadounidenses diagnosticados por ébola hasta la fecha. En Texas, las autoridades sanitarias han dicho que se mantienen en "máxima alerta", mientras observan de cerca a la decena de personas que tuvieron contacto directo con el primer paciente con ébola diagnosticado en Estados Unidos, cuya condición ha empeorado en las últimas horas.

Hasta el momento el virus ha causado ya la muerte de más de 3.000 personas en países como Sierra Leona, Liberia, Nigeria, Guinea y Senegal, según cifras oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS ha advertido también que necesita aún 1.550 camas hospitalarias en Liberia. En el área de Fassankoni, en Guinea, la organización ha detectado que los habitantes han cortado las carreteras para evitar la entrada de los grupos de sanitarios que combaten la enfermedad.

A media tarde, cuando se confirmaba el primer contagio de ébola en España, la noticia parecía llegar con retardo a la zona de cero del virus en Madrid, el hospital Carlos III. Algunos trabajadores y familiares de pacientes de este antiguo centro especializado en enfermedades infecciosas, desde hace unos meses integrado en el hospital La Paz, se quedaban boquiabiertos tras ser informados.

"Me he quedado de piedra", exclamaba asombrada una operaria de limpieza en la puerta mientras apuraba un cigarro. "Es que no entiendo cómo ha podido pasar, porque la prevención ha sido buena. Nosotras recibimos un curso e instrucciones antes de que llegara el padre Pajares", relataba, todavía impactada. "Realmente estoy cagada", añadía en su desahogo.

Entrada al hospital blindada

La entrada al Carlos III, ha quedado blindada desde primera hora de la tarde: nadie ajeno al hospital podía atravesar el umbral, custodiado por un vigilante de seguridad. "Es extraño", reflexionaba otra trabajadora. "Porque cuando trajeron a los dos sacerdotes este verano hubo mucha policía, pero hoy no hay nadie". Al anochecer, cuando los rumores sobre el paradero la mujer infectada por el virus todavía no se habían disipado, no se contaba ningún agente en la entrada del centro, aunque sí los periodistas, que intentaban rascar datos sin mucho éxito. "No podemos decir nada", explicaba un representante del centro, que remitía a la gerencia del Hospital de La Paz. Otra trabajadora confirmaba la opacidad en el interior del edificio. "No sabemos nada, ni siquiera quién puede ser la infectada".

Pero las hipótesis se multiplicaban. Por la calle de Sinesio Delgado, una enfermera del cercano hospital Ramón y Cajal bramaba indignada. "No hay derecho. Mi hija también es enfermera, y aquí han traído a chicas de la UVI de La Paz, muy jóvenes, para cuidar a los misioneros. Una amiga de mi hija se puso a llorar cuando supo que la traían aquí, y se libró por la pataleta". Poco después se confirmaría que la infectada es una auxiliar de enfermería con experiencia que atendió a los misioneros Miguel Pajares y Manuel García Viejo, los dos españoles que ingresaron en el hospital madrileños tras ser repatriados. Ambos fallecieron por ébola días después de ocupar la sexta planta del centro, acondicionada para la atención de los dos religiosos procedentes de África.

De la tranquilidad a la preocupación

"Somos conscientes de que el ébola puede propagarse fácilmente, también por los viajes desde África, estamos en un mundo globalizado", reflexionaba una investigadora del centro a la salida del trabajo. "¿Y qué hago? ¿Me encierro en casa, como dentro de una burbuja, y dejo de vivir?". La aparente tranquilidad de la científica contrastaba con el gesto serio de una enfermera que acudía por la noche a hacer una suplencia, ante el inminente ingreso de la compañera infectada, trasladada desde el Hospital de Alcorcón.

"Es indignante", proclamaba la joven, crítica con el protocolo del hospital. "Ni siquiera la Organización Mundial de la Salud aconseja hacer las cosas como se han hecho aquí. En mi opinión, a los misioneros se les tenía que haber tratado allí, porque no se puede poner en riesgo a la población de esta manera". No era la única voz que expresaba malestar y preocupación. La sexta planta del Carlos III, el más que probable lugar del contagio, se ve desde hoy con todavía más recelo, sobre todo entre el personal no sanitario. "De verdad, ojalá no la traigan aquí", sentenciaba uno de los trabajadores de seguridad en un arrebato de sinceridad. Su deseo se esfumaba sobre las diez de la noche, con la llegada de varios efectivos policiales para custodiar el acceso al Hospital Carlos III.

¿Qué es el ébola?

El ébola es una enfermedad infecciosa viral aguda que produce fiebre hemorrágica en humanos y primates (monos, gorilas y chimpancés).
El virus del Ébola, uno de los más mortíferos que existen, se detectó por vez primera en 1976 en dos brotes simultáneos ocurridos en Nzara (Sudán) y Yambuku (República Democrática del Congo, entonces Zaire). La aldea en que se produjo el segundo de ellos está situada cerca del río Ébola, y de ahí toma su nombre.
Tiene cinco variedades: Sudán, Zaire, Reston, Côte d'Ivoire (Costa de Marfil) y Bundibugyo, de las cuales Sudán, Zaire y Bundibugyo se han asociado a importantes brotes de fiebre hemorrágica en África.
El virus altera un tipo de células llamadas "endoteliales" que recubren la superficie interior de los vasos sanguíneos y la coagulación. Al dañar los vasos sanguíneos las plaquetas no son capaces de coagular, y los pacientes sucumben a un shock hemorrágico que deriva en una pérdida muy grave de sangre.

¿Ha habido más brotes como este?

No, el que se vive actualmente es el peor episodio de ébola registrado hasta la fecha. El siguiente en gravedad fue la primera, en 1976, en la República Democrática del Congo, por el que murieron 280 personas de 318 contagios.
El brote actual se originó en diciembre en Guinea Conakry, donde el número de afectados es de más de 1.000 y desde donde se ha extendido a Liberia, Sierra Leona y Nigeria.
Liberia es ahora el país donde se están produciendo más contagios y donde se han adoptado medidas más severas de control, y en Sierra Leona la situación es parecida. En Guinea, donde empezó todo, los casos son ahora aislados, si bien para considerar un brote por erradicado deben transcurrir 42 días desde el último caso.
En agosto, la OMS reconocía que el virus está fuera de control, por lo que ha dado la alarma a nivel regional e internacional para contener su expansión.

¿Cómo se transmite la enfermedad?

El virus es transmitido al ser humano por animales salvajes y se propaga en las poblaciones humanas por contacto directo con sangre, líquidos orgánicos (saliva, semen) o la piel y tejidos de las personas infectadas o sus cadáveres, y por el contacto con equipo médico contaminado, tales como agujas.
Aunque los monos han sido una fuente de infección para las personas, se considera que los murciélagos de la fruta de la familia Pteropodidae son los huéspedes naturales del virus.
Sin embargo, este extremo no está confirmado, por lo que, al desconocerse el origen natural del virus, no se ha podido determinar aún cómo apareció el ébola por primera vez en un ser humano.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los primeros síntomas de esta enfermedad son fiebre repentina y alta, debilidad intensa y dolor muscular, de cabeza y de garganta, seguidos de vómitos, diarreas, erupción cutánea, funciones renal y hepáticas alteradas e intensas hemorragias internas y externas.
Tal y como explica la Organización Mundial de la Salud (OMS), los pacientes son contagiosos mientras el virus esté presente en la sangre y las secreciones. El período de incubación (intervalo desde la infección hasta la aparición de los síntomas) oscila entre 2 y 21 días, aunque generalmente los síntomas aparecen entre los cinco y diez primeros días tras el contagio.
¿Cómo se sabe si alguien tiene ébola?
El diagnóstico definitivo del virus Ébola solo puede obtenerse mediante pruebas de laboratorio en la orina y en la saliva. Los exámenes más comunes, según explica la OMS, son pruebas de inmunoadsorción enzimática (ELISA), detección de antígenos, seroneutralización, reacción en cadena de polimerasa con transcriptasa inversa y aislamiento del virus mediante cultivo celular.
Las muestras de los pacientes infectados tienen un enorme peligro biológico y han de tomarse en condiciones de máxima protección.

¿Existe una cura o una vacuna?

No, no se cuenta todavía con ningún tratamiento ni vacuna específicos -como tampoco hay una vacuna definitiva para otros virus más conocidos como la gripe-, aunque se están poniendo a prueba varias vacunas experimentales. En Estados Unidos se están atendiendo dos casos de ébola con un medicamento experimental que sólo ha sido probado en simios.
Como con otras enfermedades, el organismo ha de batallar contra el virus hasta producir sus propios anticuerpos con los que detenerlo. Sin embargo, con el ébola ocurre que, dada su rapidez y agresividad, la mayoría de los pacientes mueren antes de que sus defensas eliminen el virus.

¿Cuál es el tratamiento para frenar la enfermedad?

Los casos graves de ébola requieren cuidados intensivos sobre sus síntomas y un tratamiento sustitutivo de los órganos que se pueden ver afectados (riñones, hígado). Los enfermos suelen estar deshidratados y necesitar rehidratación por vía intravenosa u oral con soluciones que contengan electrólitos.
Como en el tratamiento de otros virus, se administran medicinas para la fiebre (nunca aspirina, por el riesgo de hemorragias) y se guarda reposo en cama.
Si hay manifestaciones hemorrágicas se requiere administrar líquidos por vía endovenosa, así como plaquetas, factores de coagulación o transfusiones de sangre si es necesario.

¿Qué tasa de mortalidad tiene?

La fiebre hemorrágica del Ébola es una de las enfermedades más mortíferas para el hombre, con una tasa de mortalidad del 25 al 90%, y el brote actual es uno de los más letales. De hecho, debido a su naturaleza letal, este virus es considerado como un arma biológica.

¿Quién está en riesgo de contagio?

Actualmente, se considera que las personas en riesgo de contraer fiebre hemorrágica por virus del Ébola son aquellas que cuidan a los pacientes infectados, así como los trabajadores que se encuentran en contacto con primates infectados de origen africano.
El riesgo de que un viajero se infecte de ébola en África es muy remoto, a no ser que haya estado cuidando a enfermos, como es el caso de religiosos o personal sanitario.

¿Podría extenderse por Europa?

El riesgo de un brote en la UE es bajo. A partir de la alerta de la OMS, se están extendiendo los controles fronterizos en los países afectados, así como el mismo tráfico de personas en las zonas de riesgo. El Ministerio de Exteriores español ha recomendado que no se viaje a Guinea Conakry, Sierra Leona y Liberia.
Para entrar en España, los viajeros que proceden de zonas de riesgo deben realizar una declaración sanitaria que es supervisada por técnicos de Sanidad Exterior. La entrada del virus por la vía de los inmigrantes subsaharianos ilegales a través de las fronteras de Ceuta y Melilla es poco probable, dado que estas personas realizan largos viajes desde sus países de origen y la enfermedad se manifiesta muy pronto.
De todos modos, aunque el virus llegue a España o el resto de Europa a través de un viajero o una persona infectada repatriada, al tratarse de un virus que se contagia por contacto directo, no por el aire, los sistemas sanitarios de control desarrollados y los mayores medios de tratamiento paliativo harían que el virus estuviera mucho más controlado y tuviera menos incidencia.

¿España está preparada para enfrentarse al ébola?

España cuenta con unidades y profesionales especializados en tratar la enfermedad del ébola, situadas en el Hospital La Paz de Madrid y en el Hospital Clínic de Barcelona.
El Ministerio de Sanidad tiene un Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias desde el que se establecen los mecanismos para garantizar la salud pública, así como protocolos detallados de actuación -que ya están estandarizados desde la OMS- que se han de difundir a las comunidades autónomas, sobre las que recae la gestión de la sanidad.
Sin embargo, es cierto que a pesar de contar con unidades de atención y aislamiento, no es posible asegurar al ciento por ciento que la cadena de seguridad no se llegue a romper por algún sitio.
Por de pronto, Sanidad afirma que la seguridad por el ébola está garantizada para la población española en el proceso de repatriación del religioso infectado en Liberia, Miguel Pajares.

¿Cómo se puede evitar el contagio en los hospitales?

Los trabajadores sanitarios que atienden a pacientes con el virus del Ébola deben aplicar, además de las precauciones generales, otras medidas de control de las infecciones para evitar cualquier exposición a la sangre o líquidos corporales del paciente y el contacto directo sin protección con el entorno posiblemente contaminado.
Cuando se esté en contacto estrecho con un paciente (un metro de distancia o menos) deben protegerse la cara con máscara o mascarilla médica y gafas y usar bata limpia, aunque no estéril, de mangas largas y guantes (estériles para algunos procedimientos).
Los protocolos también incluyen los modos en que el material sanitario debe usarse y desinfectarse para prevenir el contagio, unas medidas que también se extienden al personal de laboratorio que analiza las muestras tomadas para diagnóstico.
-
Pues no, no se llama Windows 9. El nombre que Microsoft ha elegido para su nuevo sistema operativo es Windows 10, según ha confirmado hoy la propia compañía en una presentación en la que ha ofrecido además nuevos detalles sobre cómo será éste. Se confirma lo que ya sabíamos y en lo que Satya Nadella había insistido con anterioridad: Windows 10 será el único Windows de Microsoft, independientemente del dispositivo.

Desde hace mucho tiempo Microsoft viene recibiendo quejas sobre Windows 8, la actualización mayor con la que quiso cambiar la manera de ver su sistema operativo, tratando de llevarlo de lleno a esta era llena de pantallas táctiles. La realidad es que aunque Windows 8 fue una gran apuesta, pero muy arriesgada, mató por completo la simplicidad de Windows 7, que era lo que lo hacía más grande, y llenó de confusión las cabezas de millones de usuarios.

Microsoft sabe esto, y desde entonces ha querido corregir el error (que en realidad no era ningún error), adaptando de nuevo su plataforma a entornos más tradicionales, de escritorio, ratón y teclado. Lo que comenzó con Windows 8.1, perfecciona con el nuevo Windows 10.

Finalmente, Microsoft ha presentado de manera oficial su nueva versión del sistema operativo de escritorio más usado en el mundo, Windows 10, sorprendiéndonos con el nombre que desmiente todos los rumores hasta ahora, pero que en realidad supone lo mismo; la intención de esta actualización mayor no es otra que integrar de una buena vez el entorno de escritorio con el de Modern UI.

Hasta ahora habíamos escuchado hablar de Windows 9 a diestra y siniestra, como el nuevo sistema operativo de Microsoft y un nombre casi confirmado, vamos, el más lógico después de Windows 8.1. Pero Microsoft quiso darnos algún tipo de sorpresa después de tantas filtraciones y ha decidido llamarlo Windows 10, debido a que es la décima versión de la plataforma.

"Una línea de productos. Una plataforma. Una tienda." Ése es el lema que Microsoft ha defendido esta misma tarde para explicar un cambio importante en la visión de los sistemas operativos de la compañía y también en las aplicaciones que funcionarán sobre ellos, ya que los desarrolladores podrán programar apps universales que se puedan utilizar desde cualquier dispositivo.

La importancia del escritorio

Curiosamente, durante la presentación, en varias ocasiones los ejecutivos de Microsoft hicieron referencia a los usuarios de Windows 7 y cómo querían que Windows 10 les animara a dar el salto y actualizar su sistema operativo sin necesidad de pasar por un periodo de adaptación. Lo compararon con un coche: sabiendo conducir, puedes adaptarte a un coche mejor del que tienes sin hacer grandes cambios.

Respecto a esto, también aclararon que ofrece elementos con los que los usuarios de Windows 7 ya están familiarizados y mete a su vez algunos elementos de Windows 8. Un claro ejemplo de ello es el nuevo menú inicio, que es muy parecido al que ya se había filtrado. A la izquierda se mantienen los programas y otros elementos del sistema en formato lista, mientras que a la derecha aparece un pequeño mosaico de live tiles.

Microsoft quiere que Windows 10 sirva a usuarios avanzados que quieren probar cosas nuevas y a los que necesitan estabilidad

En sus propias palabras, quieren construir un sistema operativo "fresco" pero estable, que sirva tanto para los usuarios avanzados que se arriesgan a instalar sus beta como para los ordenadores que funcionan en el área de Urgencias de un hospital.

Junto a la vuelta del Menú Inicio también han anunciado la llegada de los escritorios múltiples con tan sólo una única pantalla. A los usuarios de otros sistemas operativos esta funcionalidad ya les resultará familiar. Además, otro par de detalles: Control+V ya funcionará en la consola de comandos (¡por fin!) y la funcionalidad Ajustar permitirá hasta cuatro ventanas abiertas al mismo tiempo, mostrándote sugerencias para los espacios libres.

Sin olvidarse de las pantallas táctiles

Que quieran centrarse en el escritorio para que los usuarios de Windows 7 se atrevan a saltar no quiere decir que se hayan olvidado de una de las grandes apuestas de Windows 8, como lo es la interfaz adaptada a las pantallas táctiles. De hecho se mantienen algunos elementos, como los Charms de Windows 8: esos accesos directos (buscar, compartir, etc.) que aparecen en la parte derecha de la pantalla.

A la izquierda, y al arrastrar, aparece la Vista de tareas que, además, está mejor optimizada para las pantallas táctiles (véase botones más grandes). En ella se podrá comprobar de un vistazo qué apps y archivos hay abiertos y es compatible con la nueva funcionalidad de múltiples escritorios.
¿Qué ocurre con los equipos convertibles?

Ya hemos visto cómo Windows 10 se adaptará a los equipos de escritorio y también a los equipos táctiles, pero ¿qué ocurre con los equipos convertibles? Con una aproximación a la que han llamado Continuum, la idea es que si no hay un teclado o si presionas sobre la pantalla, se active una interfaz muy similar a Modern UI. En cambio, si está conectado un teclado, automáticamente aparecerá la versión de Windows 10 de escritorio.

Windows se mostrará de un modo u otro en función de si un equipo convertible tiene el teclado conectado o no

Se podrá ir cambiando entre estos dos modos y será el propio sistema operativo el que se adapte en función de las variables que acabamos de comentar. Si, por ejemplo, retiras el teclado de un equipo convertible cuando está en el modo escritorio, te aparece un mensaje que te pregunta si deseas cambiar al modo táctil. Lo mismo si estás en el modo táctil y conectas un teclado.

Un sistema "colaborativo"

Según Microsoft, Windows 10 será el un sistema operativo "colaborativo" dado que se le irá dando forma entre todos los que quieran participar. A tal efecto mañana mismo lanzarán el Windows Insider Program y los usuarios que se apunten podrán descargar una technical preview que funcionará en portátiles y ordenadores de sobremesa. El resto de dispositivos tendrán que esperar.

Al parecer, y si bien no han dado muchos más detalles sobre cómo será este programa, tendrán encuestas y foros a disposición de los insiders, donde los propios ingenieros de Microsoft estarán bastante activos. De hecho, han reconocido que no saben muy bien cómo lo organizarán pero que "irán aprendiendo" en el camino.

Microsoft, a por el terreno perdido con Windows 8

"No estamos hablando de una interfaz del usuario para dominarlos a todos, sino que estamos hablando de una familia de productos con una experiencia personalizada para cada dispositivo"

A lo largo de la presentación, en varias ocasiones se mencionó allí a los usuarios de Windows 7 y cómo, con este cambio, Microsoft esperaba que se animaran a actualizar. Lo cierto es que la aproximación de la compañía con Windows 10 es bastante distinta a la de Windows 8, y el principal cambio puede resumirse en la frase que os hemos dejado justo encima.

Para los usuarios, la experiencia dependerá del dispositivo que utilicen aunque en el fondo será común, ya que las aplicaciones serán universales. Sobre papel lo cierto es que suena interesante, pero habrá que ver cómo lo implementan en la práctica. Interesante también lo de abrirse a la opinión de los usuarios con el nuevo programa Insider. Satya Nadella está cambiando las cosas en Microsoft, eso parece claro.

¿Fecha de lanzamiento?

Desde luego la presentación de Microsoft fue bastante light en cuanto a contenido concreto, y es que Microsoft se ha centrado más bien en transmitir su idea y enfocarla a entornos corporativos (a fin de cuentas era una presentación destinada a empresas). Por eso no tenemos muchos otros detalles sobre software orientado a los consumidores (pensemos en IE o mismamente los contenidos multimedia).

Windows 10 todavía está lejos de estar terminado y se espera que llegue al mercado de los consumidores a mediados de 2015. En el evento Build, donde Microsoft se reúne tradicionalmente con los desarrolladores, presentarán este sistema operativo en detalle. Respecto a precio o al rumor de que la actualización sería gratis, como se decía hace unos días, no se han pronunciado.
-